Volver de vacaciones es bueno

Puntos suspensivos dorados
Pronósticos de Año Nuevo

Volver de vacaciones es bueno, volver de vacaciones es bueno, volver de vacaciones es bueno… Repítetelo cada mañana (a las 7) como si fuese un mantra. A lo mejor te convences de que volver de vacaciones es bueno.

Si tú solo no puedes convencerte de este axioma, no te preocupes, nuestros amigos los publicistas te echan un cable. Para muestra, el último spot de Burger King, en el que mochileros de vuelta a casa cambiarían todas sus experiencias veraniegas por comerse una hamburguesa, esa que no se han podido comer en ningún paraíso como Tailandia o Vietnam, donde la comida es, todo el mundo lo sabe, asquerosa y carísima.

Volver de vacaciones también es bueno porque puedes empezar tu colección de vencedores de rallies, camiones articulados o piezas para construir la nave capitana de la Armada Invencible. Que luego la termines por falta de tiempo y/o interés es otra historia.

También es bueno porque puedes dejar de echarle crema protectora a tus hijos y dejarlos hechos un pincel gracias a la vuelta al cole de El Corte Inglés. Y es que todos sabemos que los niños blanquecinos son mucho más guapos que los dorados por el sol.

Y, por supuesto, por fin puedes volver a ver series en el sofá gracias a Vodafone, en vez de tumbarte a leer en la playa.

Echando un vistazo a la televisión o las redes, cualquiera diría que la rutina está infravalorada, que en septiembre al fin todo es guay y normal, que este mes es decisivo porque tenemos energía y ganas de recuperar lo nuestro. El verano es ahora pasado y el descanso y/o las experiencias nuevas son solo una nebulosa una vez que se instala septiembre.

Tenemos que reconocerlo: en esta ocasión, la agenda publicitaria ha dado en el clavo. Los esfuerzos por optimizar la estacionalidad de las campañas han dado sus frutos incluso al margen de los propósitos comerciales. Gracias a ellos, los no multimillonarios tenemos ayuda psicológica “gratuita” para sobrellevar la pérdida del fin del verano y no suicidarnos antes del puente del Pilar (o el de la Fuensanta, si tienes la suerte de ser de Córdoba).

En Sábado, como somos publicistas (menos Carmen, pero a estas alturas, es todavía peor), comenzamos septiembre con inusitadas y renovadas energías, nuevos proyectos y formas de afrontarlos.

Así que sí, que vale, Señora Publicidad, que para ti la perra gorda: que volver de vacaciones es bueno (aunque ya estemos soñando con el próximo verano).