“Valla” con Facebook

Pronósticos de Año Nuevo

Analicemos juntos la siguiente situación: una empresa de bicicletas quiere promocionarse y, después de reflexionar sobre la mejor forma de hacerlo, se decanta por la publicidad exterior a lo grande. Por una valla, vaya. Para ello, contrata a una agencia de publicidad para que haga un super-diseño con el que conquistar a sus potenciales compradores. Y ya está, trabajo terminado, ¿no?

Claro que no. Cualquier empresa o marca con un poco de sentido común sabrá que después de eso queda por hacer algo fundamental: pagar el alquiler de la valla y a la empresa que imprimirá nuestro anuncio en ella. Pensar que solo por contratar a un diseñador ya tendremos nuestra publicidad en marcha sería absurdo, ¿verdad? Pues algo muy parecido piensan las marcas de Facebook. Nos explicamos.

¿Por qué necesitas invertir en publicidad en Facebook?

Facebook, además de ser la red social más usada del mundo con más de 2.167 millones de usuarios activos, es -sobre todo- uno de los medios publicitarios más eficaces y rentables. Medio publicitario. Como la empresa que te alquila la valla, la emisora de tu pueblo, la revista que te llevas a la playa o la antes todopoderosa televisión. Facebook es un medio y, por tanto, tendrás que pagar si quieres promocionarte en él.

Todavía existen marcas que no terminan de asimilar este concepto. En el fondo, no es nada extraño si pensamos en una particularidad que solo encontramos en las redes sociales: tener presencia en ellas es completamente gratuito. Facebook ofrece la posibilidad a cualquier persona o marca que lo desee de abrir un perfil o una fanpage y lanzar su mensaje al mundo sin pagar un solo céntimo.

Ahora bien, si eres una marca con fines comerciales y quieres que ese mensaje de verdad llegue al mundo, te tocará rascarte el bolsillo. Esto explica que existan fanpages con 12.000 seguidores cuyas publicaciones solo llegan a 600 personas -alcance orgánico, lo llaman- y que otras, con 1.200 seguidores, alcancen a 3.000 personas -pagan por tener alcance patrocinado-. No te enfades con Facebook. Como tú, es una empresa. Y, como tú, quiere hacer caja.

Si no se te pasa el enfado, te damos una buena noticia: la publicidad en Facebook es increíblemente barata con respecto a otros medios publicitarios y muy muy eficaz gracias a su alta capacidad de segmentación. Recuperando el ejemplo de la empresa de bicicletas, si quisiera promocionarse en redes sociales para vender bicicletas en su ciudad, bastaría una inversión de 3 euros al día para que su mensaje llegase a unas 60.000 personas al mes. Si además sumamos el impacto y recuerdo generado por la publicidad exterior y otros medios publicitarios, el alcance -y el retorno de la inversión- sería la hostia la leche espectacular.