¿Te formas o te conformas?

Puntos suspensivos dorados
Pronósticos de Año Nuevo

Perdonadnos el título facilón. “¿Te formas o te conformas?” debería más bien llamarse “¿Te formas o sufres de titulitis?” o “¿Te formas o te timan?”. Este artículo lleva en nuestra cabeza mucho tiempo, pero el último empujón para decidirnos a escribirlo fue esta promoción del Black Friday que llegó a nuestra bandeja de entrada:

Así es. Por solo (perdón, “sólo”) 25 euros (pagados en tu moneda local, no creas que tendrás que ir a cambiar euros a coronas suecas) te convertirás en todo un Experto en Social Media.

Ejem… Vale que la economía de escala abarata costes, y que gracias a la deslocalización todo los servicios por internet son más baratos, pero este tipo de ofertas se nos clavan como una daga en nuestros negros corazoncitos.

Creemos firmemente en el reciclaje personal y en la reinvención personal. Además, sabemos que, para lograrlo, no todo el mundo dispone de grandes medios o recursos económicos. Por eso, tratar de venderle a alguien en proceso de aprendizaje la idea de que por poco dinero (en ocasiones, nada) va a ser un experto en algo… mal.

Ni qué decir tiene el daño que esto produce en “la profesión”, devaluándola a medida que bajan los precios y haciendo creer a mucha gente que esto es algo que “puede hacer cualquiera”. Sí, esto lo puede hacer cualquiera: cualquiera que tenga sentido común, creatividad, interés, curiosidad, unos conocimientos básicos de comunicación y marketing, no tan básicos de informática y el entorno online y que, sobre todo, esté dispuesto a trabajar duro y a seguir formándose toda la vida. Perdón por ponernos chungas, pero imagináos “Curso de Experto en Educación Infantil por 25 euros” o “Curso de Experto en Electrónica de Sistemas por 10 euros. Con diploma” y nos entenderéis.

No decimos que el curso de la imagen esté mal, no lo hemos hecho, pero dudamos que convierta a nadie en un experto. Podemos enumerar muchos cursos gratuitos online que están francamente bien como punto de partida o para conocer de primera mano aplicaciones concretas, como los que ofrecen Google o Facebook sobre sus respectivas herramientas publicitarias (que nosotras mismas seguimos con dedicación). Pero la realidad es que somos unas románticas y creemos en la formación personalizada,en el valor del docente (ya actúe como tal por un canal online o cara a cara), en su adaptación al nivel y curiosidad de los alumnos y a sus necesidades de aprendizaje.

Por eso, en Sábado creemos que, si quieres ser un experto o simplemente enterarte de cómo va esto del marketing digital para saber en qué mundo vivís tú y tu marca, deberías tener siempre en mente eso de que “nadie da duros a 4 pesetas”.