A propósito de la publicidad, el feminismo y el 8M

Puntos suspensivos dorados
A propósito de la publicidad, el feminismo y el 8M | Blog de Sábado Comunicación y Marketing Digital Córdoba

Vaya por delante que, con este artículo, no pretendemos juzgar (las sentencias, al tribunal). Entre otras cosas, porque, por más vueltas que le damos, no somos capaces de encontrar una respuesta clara. Pero la verdad es que hay mucho que preguntarse a propósito de la publicidad y el 8M. ¿Se está dando un caso de apropiacionismo inadecuado por parte de las marcas? ¿Este ayuda o, por el contrario, banaliza al movimiento feminista? Exponemos nuestras dudas a través de los casos de marcas que se han sumado a la marea morada. Sábado se pone serio.

Marcas “para mujeres” que lo están haciendo bien

Para que no nos tachéis de siesas, comenzamos con esos ejemplos que son aplaudibles (por diversos motivos).

El primero de todos, cómo no, viene del Club de las Malas Madres, el famosísimo proyecto que pretende acabar con el mito de la madre perfecta visibilizando los diferentes modelos de maternidad y defendiendo la conciliación real. Si hay una marca que puede permitirse hacer campaña en el Día de la Mujer, aunque se para “vender camisetas”, es esta. Y así lo han hecho:

Seguimos con la campaña de Women’s Secret. La marca de ropa interior femenina (y derivados), aprovecha el 8 de marzo para marcarse un tanto en su reputación: el 98% de sus trabajadoras son eso, mujeres. Si bien habría que plantearse qué puestos ocupan en la compañía los hombres que componen el 2% restante, la verdad verdadera es que la campaña, aunque un poco light, lanza un mensaje claro y absolutamente necesario: las mujeres podemos trabajar juntas sin que la oficina sea una pelea de gatas constante:

Y, para terminar, nos asomamos a la  campaña #WhileBleeding de Intimina, marca que comercializa copas menstruales. El producto por sí mismo ya es feminista (y ecológico) por el simple hecho de plantear una “solución” adaptada a las necesidades reales de las mujeres y su menstruación. Su campaña por el Día de la Mujer se centra en erradicar el estigma de que la menstruación merma nuestras capacidades. Y lo hace a través de la historia de grandes mujeres. De paso, da pie a las usuarias a participar aportando la historia de otras mujeres igual de grandes pero menos famosas.

Productos sin género, campañas feministas

Hasta aquí, todo “normal”. Hemos hablado de marcas cuyos productos se dirigen casi exclusivamente a mujeres, pero… ¿y los productos sin “género”? ¿Cómo han celebrado el Día de la Mujer?

Tal vez el caso más famoso de este año haya sido el de Apple y su “Behind the Mac”, campaña que pretende ser inspiradora y empoderadora resaltando a mujeres fuertes (luchadoras y triunfantes) que utilizan Mac en su día a día. En esta santa casa opinamos que como intento no va mal, pero que la asociación de producto y lucha de género es bastante inconsistente (y un poco oportunista y, si nos apuran, elitista):

Más apropiado nos parece el conjunto de acciones formativas que ha creado la marca bajo el lema #EllasCrean, dando el protagonismo a mujeres creativas en todos los ámbitos artísticos. Sin duda, mucho más en consonancia con su imagen de marca (“yo es que edito vídeo, por eso tengo un Mac, no porque sea una pija”).

Nos gusten más o menos este tipo de campañas, lo cierto es que el Femvertising (publicidad proyectada desde el empoderamiento de la mujer) vende, y mucho. Por eso, cada vez son más (que no la mayoría) las marcas que se suman al carro fuera del Día de la Mujer. Eso sí, de momento, el feminismo en los anuncios aparece bajo la forma de efecto sorpresa más que de situaciones de igualdad. Para ilustrar esto último, queremos destacar el spot que Asevi lanzó hace un par de años, con el que pretendía limpiar la casa no solo de bacterias, sino también de estereotipos:

El mensaje es bueno y necesario, pero todavía queda mucho recorrido para que la publicidad abola los roles de género (para muestra, casi cualquier anuncio de detergente) y presente con normalidad que hombres y mujeres somos iguales.

Feliz día, mujer: vengo a venderte cosas el 8M (porque tú lo vales)

Y para marcarnos el punto sieso, que ya nos tocaba, cerramos este artículo con algunos de los ejemplos que lo han motivado y que tienen a Simone de Beauvoir revolviéndose en su tumba.

Hablamos, cómo no, de los post en redes sociales publicados por marcas para “celebrar” el 8 de marzo.

Después de una poco exhaustiva investigación, podemos clasificarlos en 5 tipos:

Marcas con sentido común

Empresas o marcas que, en la medida de sus posibilidades, abogan por la igualdad en su día a día y así lo muestran en sus canales de comunicación. ¿Ejemplos? Más de los que crees.

Aquí también trabajan mujeres, que conste

Les podemos pagar menos, ponerles mala cara cuando nos hablan de conciliación y no contamos con ellas para las decisiones importantes, pero… como hoy es su día, vamos a contarles al mundo nuestra “acción social”.*

*Nos vamos a ahorrar el ejemplo por no sacar los colores a ninguna empresa.

Descuentos pa’ ti y pa’ tu c***

En nuestro descenso a los avernos del feminismo mal entendido, queremos terminar haciendo mención a aquellas marcas que consideran que el 8M es una gran oportunidad para hacer negocio sin contemplaciones.