El Planificador de rendimiento de Google Ads: ¡qué maravilla!

Puntos suspensivos dorados
Planificador de Rendimiento de Google Ads | Blog | Sábado Comunicación y Marketing Digital

La plataforma de publicidad de Google no ceja en su empeño por hacernos nuestro trabajo más fácil a agencias y anunciantes. Hace ahora algo más de un año nos cambió la vida a todos con su Planificador de rendimiento de Google Ads y en Sábado hemos podido comprobar que cumple todo lo que promete: te ayuda a planificar tus presupuestos para conseguir mejores resultados. Lo que te decimos, una maravilla.

Si eres de los que aún no le has metido mano por pereza o si acabas de iniciarte en Google Ads y no tienes ni idea de lo que te estamos contando, ya no tienes excusa. Vamos a contarte todo lo que deberías saber para empezar a sacar provecho al Planificador de rendimiento de Google Ads.

Fundamentos de Google Ads

Antes de nada, y por si hay algún despistado entre vosotros, vamos a empezar a recordando en cuál es el funcionamiento de Google Ads.

Como sabéis, nuestro amado líder Google aprovecha todos los datos que generamos (sí, nosotros) al utilizar su buscador para su herramienta de publicidad: Google Ads. De esta manera, cuando un usuario hace una búsqueda, además de enseñarle los resultados naturales u orgánicos, Google le enseña también algunos anuncios de empresas y marcas que están relacionados con esa búsqueda.

Estos anuncios se muestran después de que se haya realizado una subasta entre todos los anunciantes que quieren aparecer como resultado. Y para que haya una subasta, tiene que haber pujas. Es decir, cada anunciante le ha tenido que decir a Google cuánto está dispuesto a pagar por un clic o venta derivado de su anuncio. 

Así que para que Google de con el mazo y grite “¡adjudicado!” hemos tenido que ser muy espabilados y haber hecho muy bien nuestra apuesta.

Y es ahora cuándo nos hacemos la pregunta del millón (o el millón de preguntas): ¿cuánto he de invertir en los próximos meses?, ¿mi puja es demasiado alta?, ¿cómo reparto el presupuesto?, ¿si mi campaña ya funciona, cómo puedo mejorar los resultados?, ¿por qué llevo horas delante de mi cuenta de Google Ads y no se ni por dónde empezar?

Pues, como nunca nos cansaremos de repetir, nuestro amado líder Google es muy listo y sabedor de estas tribulaciones nuestras pone a nuestra disposición el Planificador de Rendimiento.

Cómo funciona el Planificador de rendimiento de Google Ads.

En pocas palabras: nos da recomendaciones sobre el reparto de nuestro presupuesto para conseguir el mejor rendimiento que se puede esperar.

¿Pero, cómo lo hace? Pues porque es Google. Los datos que nos va a enseñar están basados en todas las búsquedas realizadas por sus usuarios, en las pujas de otras campañas, en la actividad de la competencia, en datos del sector de actividad y factores estacionales relacionados con los patrones de los usuarios. Casi nada…

Partiendo de una campaña que ya tengamos creada, el planificador de rendimiento nos va a preguntar tres cosas:

  • Periodo de tiempo

Cuál es el intervalo de tiempo para el que queremos estudiar las previsiones. Si nos lo llevamos a un ejemplo, podríamos estar planificando nuestra campaña de rebajas de verano. Por lo tanto, nos va a interesar conocer los datos para los meses de julio, agosto y septiembre.

  • Métrica objetivo

Cuál es la métrica que queremos medir. Es decir, en qué está basado nuestro objetivo. Podemos querer conseguir un número determinado de clics en nuestra campaña, o bien aumentar la cantidad de las conversiones en nuestro sitio web.

  • Objetivo a alcanzar

Aquí nos va a pedir un número, para el que tenemos 3 opciones a elegir:

  • el resultado del periodo anterior
  • el resultado del mismo periodo del año anterior
  • un número concreto que tengamos como meta.

Leer los resultados del planificador de rendimiento de Google Ads

A partir de estos datos, la herramienta nos devolverá la siguiente información:

“Consigue un total estimado de x clics con un CPC de x € al invertir x €”

Gráfica Planificador rendimiento Google Ads

Gráfica Planificador rendimiento Google Ads

Está clarinete, ¿no? A esta contundente afirmación la acompaña un gráfico como este, en el que podemos ver:

  • en el eje vertical nuestra métrica objetivo (clics o conversiones)
  • en el eje horizontal la inversión (la pasta, vaya
  • en el punto gris nuestra configuración actual (el punto en el que estamos)
  • en el punto azul el objetivo que hemos marcado (en un mundo ideal)
  • en la línea azul las previsiones para diferentes resultados e inversiones

Consejos para usar el planificador de rendimiento de Google Ads

No es el oráculo de los dioses

Lo primero que debes saber es que toda la información que nos devuelve el planificador de rendimiento son solo previsiones. Vale que se basan en millones de datos generados por toda la actividad que se produce en Google, pero eso no quita que la realidad pueda ser distinta. De hecho, hay veces que se le va la olla y nos recomienda planes que no mejoran el rendimiento y que lo único que hacen es costarnos más dinero. Ojo con eso.

Con el objetivo por delante

Lo repetimos siempre. Antes de tomar decisiones caprichosas, tenemos que saber qué es lo que queremos conseguir. Si lo consultamos sin saber fechas ni cifras no va a funcionar, y no será por su culpa. Plantéate: ¿quieres conseguir más clics, más ventas, tienes por delante una fecha clave, un lanzamiento, una promoción? 

Consúltalo cada 1 o 2 semanas

Al tratarse de previsiones, éstas pueden cambiar según el sentido en el que el mundo esté girando. Lo que hoy se vende como churros puede ser que mañana no le interese a nadie. Y viceversa. Si tomas una decisión en base al planificador de rendimiento, recuerda revisarla constantemente.

No abandones la optimización

Ella nunca lo haría. El planificador de rendimiento solo sirve para optimizar presupuestos. Sigue trabajando con las palabras clave, el nivel de calidad, los textos de los anuncios y las páginas de destino. 

En definitiva, el planificador de rendimiento de Google Ads mola, nos va a ser muy útil para arrojarnos algo de luz cuando andemos perdidos entre pujas y presupuestos diarios. Pero no olvides que, como ya te contamos una vez, Google Ads no es moco de pavo. Palabra de Sábado.