Diseñadores invitados.

Hoy: Juan Ruano

Puntos suspensivos dorados
Pronósticos de Año Nuevo

Ya no vale decir que nos hace especial ilusión un invitado en nuestro blog. La realidad es que todos nos hacen especial ilusión (es el único motivo por el que los invitamos). Así que tenemos que buscar un sinónimo para describir la sensación que nos produce tener en nuestro blog al protagonista de hoy. Este sinónimo tiene además que sacarle los colores, porque es una persona bastante tímida y ponerla en evidencia nos divierte… “Nos entusiasma”, “nos arrebata” o “es pura fantasía” nos valdrá.

Nueva dosis de diseñadores invitados. Hoy: Juan Ruano.

El diseñador divergente

De sinónimos sabe bastante Juan, ya que lleva siéndole infiel al diseño con la literatura muchos años. O tal vez sea al revés. O tal vez, simplemente, podríamos decir que Juan Ruano practica el poliamor con las diferentes formas de expresión artística. De hecho, cuando le conocimos (hace eones), era batería y autor de muchos de los temas del grupo cordobés Goblins, formación de corte punk/hardcore con la que recorrió buena parte de la geografía española y cuyas canciones afectaron a nuestros pobres y, por aquel entonces, adolescentes, cerebros.

La música sigue muy presente en su día a día, así como la fotografía y el cine. Así las cosas… ¿en qué lugar queda el diseño gráfico?

Como para casi todo, Juan tiene una respuesta para esto: concibe el diseño como una artesanía, no como un arte. Que nadie se lleve las manos a la cabeza. Nuestro amigo opina que el diseño no tiene por qué ser elevado a la categoría de arte porque posee una serie de valores que le dan una entidad propia que no tendría nada que envidiarle al arte. El diseño es, en primer lugar, útil (es el que nos ayuda a diferenciar una caja de cereales de otra de detergente). En segundo lugar, el diseño concentra, ordena y cataliza los diferentes (y aleatorios) códigos visuales que nos rodean. En otras palabras: el diseño contribuye al progreso de las ideas y nos hace avanzar. Y para eso, es necesario disponer de recursos técnicos y conceptuales (de ahí la idea de artesanía). Desde aquí, damos fe de que Juan tiene recursos para dar y regalar. Si no te lo crees, sigue leyendo.

Los raros de la clase también gritan

Juan Ruano lleva en esto del diseño gráfico más de 15 años. Tras pasar por varias agencias, como Al Margen Comunicación y Zum Creativos, y sufrir pasar algunas etapas como freelance, recientemente se ha liado la manta a la cabeza y ha fundado, junto a Tomás Muñoz, su propio estudio de diseño: Hurra!

Vale. Te lo estarás preguntando. Nosotras también nos lo preguntamos. Hasta Juan y Tomás se lo han preguntado… ¿en serio necesita el mundo un nuevo estudio de diseño?

La respuesta para nosotras es clara: . El mundo necesita energías renovadas (y renovables), proyectos ilusionantes, creatividad a raudales y pasión por el trabajo bien hecho.

Todo eso es Hurra!. Bueno, eso y branding, diseño web, editorial, de packaging… y un blog sobre diseño que promete bastante (palabra de Sábado).

Desde aquí, toda la suerte para esta nueva etapa.

Y que vivan los raros de la clase que renacen al grito de Hurra!.

Sin más, os dejamos con algunos de los trabajos más recientes de nuestro invitado, incluyendo la febril portada que ha diseñado para nuestra página en Facebook.

Inside joke: Por cierto, Juan, estás muy guapo en la foto (guiño, guiño).