Controlando el algoritmo de Instagram

Puntos suspensivos dorados
Controlando el algoritmo de Instagram | Blog | Sábado Comunicación y Marketing Digital

Qué bonitas son las redes sociales cuando solo vemos las fotos de nuestro último viaje, los vídeos de gatitos, las recetas que comparte nuestra cuñada… ¿verdad? Pero para que todo esto ocurra, las redes sociales no son más que un engranaje matemático que es necesario entender (mínimamente, ahora os explicamos), para tener algo de éxito. Por eso, hoy os proponemos que os sumerjáis con nosotras (un poco) en el algoritmo de Instagram.

Qué es el algoritmo de Instagram

Según la señora RAE, un algoritmo es un conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema. ¿Y para qué querría Instagram un algoritmo? ¿Que problema tiene? Muy sencillo: la principal preocupación de esta red social es cómo ganar más dinero saber qué mostrarle a cada usuario.

Para ello, pone en marcha un conjunto de cálculos basados en tu comportamiento para aprender cómo clasificar los contenidos y mostrártelos de manera personal y exclusiva (es por esto que, aunque dos usuarios sigan a las mismas cuentas, su timeline será completamente diferente).

¿Qué tiene en cuenta Instagram para componer su algoritmo?

Este algoritmo, igual que el de todas las redes sociales, es el santo grial de la comunicación en internet, la fórmula secreta de la Coca Cola. Sin embargo, por pequeños apuntes y por la experiencia, se pueden extraer cuales son los factores que intervienen en la operación. A saber:

Interés

Obvio, ¿no? Si interactúas con muchas cuentas o publicaciones sobre un mismo tema (gatitos), Instagram entenderá que te gusta ese tema y probablemente te muestre primero (o te sugiera) más contenidos relacionados.

Actualidad

Aunque el orden cronológico en Instagram esté muerto y enterrado, esta red social sigue potenciando las publicaciones recientes a las antiguas.

Relaciones

Instagram sabe quiénes son tus personas (o empresas) favoritas. Cuanto más interactúes con un perfil en concreto, más probabilidades tienes de ver sus actualizaciones.

Vale, ¿y cómo controlo el algoritmo de Instagram para que me vea más gente?

Déjanos decirte que el algoritmo de Instagram no se controla, es libre como el viento y cambiará según le convenga. Pero fijándonos en los factores que lo componen (interés, actualidad, relaciones), podemos deducir qué debemos hacer para mejorar la visibilidad de nuestras publicaciones. Aquí van algunas ideas:

Cuida tus hashtags

Como os explicamos en nuestro aclamadísimo artículo #HashtagLuegoMariCarmen, los hashtags son una manera clara de clasificar el contenido, de decirle, en este caso, a Instagram, de qué estás hablando.

Eso sí, cuídalos:

  • Elige solo los relevantes.
  • Haz que incluyan tus palabras clave.
  • Obvia los genéricos. Hashtags como #picoftheday no aportan ningún valor y ya hay millones de publicaciones usándolos, no vas a ganar demasiada visibilidad con ellos.

¿Qué conseguimos con esto? Unirnos a una conversación global y, sobre todo, a esa clasificación por intereses del usuario. Si un usuario ve normalmente publicaciones con un hashtag que usamos, tendremos más probabilidades de aparecer en su feed (si ya te sigue) o destacado en la sección de explorar (si no te sigue).

Publica con frecuencia

Importante para cumplir con uno de los factores del algoritmo: primero, lo nuevo. Así que asegúrate de ser constante en tus publicaciones, por favor.

Usa Instagram

¿Qué tontería, verdad? Pues sí, pero piensa, por ejemplo, en una tienda. ¿A quién tratará mejor el tendero? ¿A un cliente que va todas las semanas a comprar o a alguien que no conoce de nada? Pues Instagram igual. La frecuencia de entrada a la red social (aunque no hagas nada), tiene premio.

Imágenes de calidad

No nos cansaremos de decirlo: hay que cuidar la imagen. Instagram es una red eminentemente visual y, cuando más currada esté una imagen, más posibilidades tendrá de captar la atención del usuario. No te pedimos que seas Richard Avedon ahora, pero, por lo menos, respeta los formatos y resoluciones recomendadas. Esto aumentará las posibilidades de conseguir un like, ganar relevancia y entrar en el feed de tus seguidores (y la rueda sigue girando).

Emojis

No solo son la traducción del lenguaje no verbal a internet, sino que sirven para captar la atención de los usuarios. Úsalos sin miedo (pero tampoco de pases).

Relaciónate (sí, tú también)

Está en las bases de toda comunicación: debe haber (al menos) un emisor y un receptor para que esta tenga sentido.  Y en redes sociales, la clave está en la conversación entre ambos, no en el lanzamiento unidireccional de mensajes. Como veíamos antes, la relación es fundamental para decidir qué contenidos mostrar a los usuarios. Haz que la comunicación sea de ida y vuelta. Tu alcance (y engagement) te lo sabrán agradecer.

Publica stories

Instagram solo tiene dos soportes para sus contenidos: el feed y las stories. ¿Por qué desperdiciar uno? Además, reconozcámoslo: estamos enganchados a las stories. Eso sí, cúrrate un poco el contenido, adáptalo a este formato (no me seas cutre).

Precisamente por la cantidad de stories-adictos, son un buen lugar para avisar de que tienes un contenido en el feed bastante interesante y que no debería perderse nadie por nada del mundo (solo si esto es verdad).

Dinerito fresco

Si. Pasó en Facebook y ya está pasando en Instagram. Si quieres aparecer más, pasa por caja. Por suerte para ti, es super barato y con estupendísimas opciones de segmentación. Consejo de regalo: puestos a promocionar, empieza con las stories.