La importancia de medir. Pero, ¿qué?
(Capítulo 3: Google Ads)

Pronósticos de Año Nuevo

Con la vuelta a la actividad retomamos nuestra serie “La importancia de medir” y esta vez queremos hablar de una herramienta fundamental en cualquier estrategia de marketing digital: Google Ads —la herramienta antes conocida como Google AdWords—.

Pero vamos a ponernos un poco en situación para aquellos no iniciados. Google Ads es la plataforma de Google que permite crear y gestionar campañas de publicidad en su buscador, pero también en el resto de sus redes —como en páginas webs y blogs que alojan anuncios de Google Ads, YouTube o Google Shopping, entre otras—.

Si estás pensando en adentrarte en el fascinante mundo de Google Ads, échale también un vistazo a nuestro post Cuidado con AdWords, que no es moco de pavo.

Pero vamos a lo que vamos. A continuación os dejamos el Top 10 de los indicadores que nos van a permitir optimizar nuestras campañas, una tarea que resulta vital para poder conseguir buenos resultados.

Indicadores esenciales en Google Ads

1. Tráfico

Las primeras métricas en las que debemos fijarnos son aquellas que hacen referencia al tráfico que recibe la página gracias a nuestros anuncios. Algunas de las más importantes son: el tipo de dispositivo desde el que llegan los usuarios, su ubicación geográfica, el tiempo que pasan en la página  después de hacer clic en el anuncio o el número de visitas orgánicas en comparación con las pagadas.

2. Impresiones

Este indicador no nos va a mostrar si nuestros anuncios están funcionando correctamente, pero sí que no será muy útil para saber si los usuarios los están visualizando. Si las impresiones son bajas o se quedan estancadas es que las palabras clave que hemos elegido pueden no ser las mejores, ya que no están provocando la aparición de los anuncios.

3. Clics

Sin duda, una de las métricas más importantes. Gracias a ella sabremos qué anuncios de nuestra campaña generan clics, es decir, llaman la atención y son interesantes para los usuarios. A partir de estos clics podremos estudiar el comportamiento de nuestros posibles consumidores. Por ejemplo, si después de hacer clic en el anuncio visitan la página de condiciones de compra, el contacto o —esperemos que no— se marchan de la página sin haber interactuado con ella.

4. CTR

Estas siglas corresponden a Click through rate, es decir, el porcentaje de clics sobre el número de impresiones de los anuncios. Más claro aún: cuántos de los usuarios que han visto el anuncio se han decidido a hacer clic en él. Si el porcentaje es más bajo del 2%, deberás escribir o diseñar nuevos anuncios, por que esto significa que aunque tu anuncio se está mostrando, no resulta interesante para los internautas.

5. Conversiones

La madre del cordero. Las conversiones nos señalan si hemos conseguido que el usuario haga lo que nosotros queríamos que hiciera. Ya sea comprar, rellenar un formulario, descargar un archivo o visitar determinada página. Podrás imaginarte lo útil que es esta métrica cuando tenemos un comercio online.

Además, nos servirá para saber si estamos consiguiendo recuperar de alguna forma el presupuesto destinado a nuestra campaña.

6. Coste por clic

El coste por clic —CPC, para abreviar y ser moderno— es exactamente esto: la cantidad de dinero que nos cobra Google cada vez que alguien hace clic en un anuncio de nuestra campaña.

Google determina el coste de cada clic en función del valor de las palabras clave que contiene un anuncio. Después, divide el coste total de los clics en un anuncio por el número total de clics. Y listo.

7. Coste por conversión

¿Cuánto dinero has invertido en tu campaña? ¿Cuántas conversiones has conseguido? Divide la primera cifra entre la segunda y tendrás el coste por conversión. Cuanto más bajo sea el número resultante, más rentable estará resultando nuestra campaña.

8. Posición media

La posición media indica la posición de tu anuncio en relación a los de tus competidores. Lo ideal es estar en cualquiera de los 3 primeros puestos, ya que, a partir del cuarto, significa que tu anuncio está apareciendo al final de la página, tras los resultados de búsqueda.

¿Y de qué depende? Del nivel de calidad de las palabras clave y de la cantidad que estés dispuesto a pagar por ellas.

9. Nivel de calidad

Como hemos visto, el nivel de calidad es un concepto que utiliza Google para medir distintos elementos. Se trata de una estimación de la calidad de los anuncios de nuestra campaña, las palabras clave y las páginas de destino. El nivel de calidad puede ser determinante en el precio y posición de los anuncios, ¡así que cuídalo!

10. Porcentaje de rebote

Uno de los términos que más miedo dan en el marketing digital, ya que determina el número de usuario que entran en tu web y salen rápidamente sin hacer absolutamente NADA. Sin embargo, el porcentaje de rebote es un indicador muy útil, ya que nos aporta información necesaria para implementar mejoras en nuestra estrategia online o para reforzar aquello que estamos haciendo bien.

Y hasta aquí podemos escribir. Os avanzamos que en próximos capítulos profundizaremos en indicadores más específicos según los objetivos de nuestra campaña. Porque está claro que no deberemos prestar atención a las mismas métricas si nuestro objetivo publicitario es vender los artículos de nuestra tienda online o si lo que buscamos es aumentar el reconocimiento de nuestra marca.

To be continued…

By | 2018-09-11T10:40:11+00:00 septiembre 11th, 2018|Analítica, Pensemos, Sábado|