10 mandamientos para un cliente perfecto

Pronósticos de Año Nuevo

Lo sabemos: no podemos crear clientes a nuestra imagen y semejanza, pero por pedir, que no quede. Por eso, os presentamos lo que pensamos que deben ser los 10 mandamientos que debe seguir el cliente perfecto.

1. Amarás a tu empresa sobre todas las cosas.

La clave. Lo más importante para nuestro cliente ideal es su empresa.  Como si de su propia hija se tratase, quiere lo mejor para ella, verla crecer fuerte y sana. Por eso, nuestro supercliente sabe que a veces hay que delegar en expertos para ciertos aspectos de su crecimiento. Para un hijo: la educación se deja en manos de un profesor y la salud, en las de un médico. Para una empresa: los papeles, a un asesor; las finanzas, a un contable; y la comunicación digital, a Sábado.

😉

2. No tomarás el nombre de internet en vano.

Somos conscientes de que la comunicación y publicidad digitales son ámbitos “poco conocidos”. Lo hemos dicho mil veces, este terreno a veces se presenta como algo intangible y etéreo, pero eso no quiere decir que no tenga resultados palpables en un negocio.

Parte de nuestro trabajo consiste en hacer entender las grandes oportunidades que la comunicación en internet brinda a las marcas. Por suerte, a nuestro cliente ideal no hay que explicarle demasiado sobre esto: ya lo sabe, y lo que no sabe, nos lo confía. El cliente top no toma el nombre de Google internet en vano.

3. Santificarás las fiestas.

Nos llamamos Sábado por varios motivos. Entre ellos, porque queremos que las marcas con las que trabajamos puedan descansar -porque ya están poniendo en nuestras manos una cantidad de trabajo considerable-. Pero también porque, aunque nos dejemos la piel, valoramos nuestro tiempo de descanso como el mayor de los tesoros. Nuestro cliente es un devoto de los días de fiesta y, por eso, le parece un sacrilegio interrumpir el descanso de los demás.

4. Honrarás a tu padre y a tu madre.

Un buen cliente nunca olvidará a aquellos que le enseñaron a pedir las cosas por favor y dar las gracias, a lavarse las manos antes de comer y a dejar salir antes de entrar. La educación y el respeto son características imprescindibles del buen cliente -y de la buena agencia-. Que no se pierdan las buenas costumbres.

5. No matarás.

Ni una mosca. Y menos, un gato.

6. No cometerás actos impuros.

No nos vamos a meter en el berenjenal que es el significado original de este mandamiento. Cuando hablamos de que el cliente perfecto es puro, nos referimos a que es una persona sin dobleces, natural y honesta. ¿A quién no le gusta tratar con gente así?

7. No robarás.

El buen cliente no roba. Y la buena agencia, menos. Palabrita que no te vamos a colar ningún presupuesto inflado ni ningún servicio que tu marca necesite.

8. No dirás falso testimonio ni mentirás.

Nuestro cliente no nos mentirá. Entre otras cosas, porque no le va a servir de nada. Una buena relación entre una agencia de comunicación digital y sus clientes se basa en la sinceridad. Y es que solo conociendo todos los aspectos de una marca, los buenos y los malos, podemos ayudarla a crecer.

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

Tampoco es que nosotras los vayamos a tener, así que nuestro cliente ideal no tiene que preocuparse demasiado por este mandamiento.

10. No codiciarás los bienes ajenos.

Sabemos que te encantan los cuadernos dorados con purpurina que llevamos a las reuniones, pero lo tienes fácil: los venden en Tiger por dos euros.

By | 2018-02-07T08:13:26+00:00 febrero 6th, 2018|Pensemos, Sábado|