¿Cuarto y mitad de logotipo?

Sábado, la agencia que se fundó un viernes

Obviedad 1: Las marcas deben definir su identidad corporativa.

Obviedad 2: El elemento principal de la identidad corporativa es el logotipo.

Obviedad 3: Los logotipos deben ser diseñados por un diseñador gráfico.

¿Hay algo que no te cuadre en nuestra lista de obviedades? Entonces tienes que leer este post.

Identidad corporativa en el entorno digital

 

Poco nuevo podemos decir sobre la importancia de que una marca cuente con una identidad corporativa propia y bien definida. Una simple búsqueda en Google nos lleva a millones de resultados en los que blogueros y gurús del marketing –de mayor o menor reputación- coinciden en un mismo punto: la imagen corporativa es fundamental para cualquier marca que se precie de serlo.

Tal vez solo podamos añadir algo, un pequeño apunte: la dimensión de la identidad corporativa es más amplia que nunca. Las redes sociales –internet, en general- han hecho aumentar la visibilidad de la identidad de las marcas, que ahora se multiplica en todos los canales en los que tienen presencia.

Pero no solo eso. Antes, la identidad corporativa de muchas empresas y marcas, sobre todo la de las más pequeñas, se veía solo reflejada en formatos que no necesariamente tenían una gran visibilidad para su público: documentos internos, facturas, contratos… Ahora, estas empresas se han visto en la necesidad de generar casi desde cero su identidad corporativa para implementarla en el mundo digital, en el que impera el componente visual.  Así, la imagen corporativa se hace más importante que nunca.

El logotipo, cabeza visible de la identidad corporativa

 

Una vez más, todo lo esencial que se puede decir sobre el logotipo está más que dicho. Así, en este apartado nos vamos a limitar resumir las características que debe tener todo logotipo, porque nunca está de más recordarlas.

El logotipo, como elemento principal de la identidad corporativa, debe ser: memorable, relevante, único, simple, original y consistente. Nada más ni nada menos.

Pon un diseñador gráfico en tu vida

Y aquí es donde sí queremos hablar largo y tendido –que es como se está más a gusto-. A estas alturas, toda empresa tiene claro que necesita, por lo menos, un logotipo, aunque sea para ponerlo en su página de Facebook o presumir de tarjeta de visita.

Ahora bien, lo que no todo el mundo tiene claro es de dónde sacar su logotipo. Aunque para todos los que nos dedicamos al sector de la comunicación y el marketing la respuesta está clara, todavía hay mucha pedagogía que hacer al respecto. Sirva lo que viene a continuación para romper una lanza por esos profesionales tan necesarios como, en ocasiones, menospreciados, que son los diseñadores gráficos.

Y es que este artículo viene motivado por el auge de páginas web que ofrecen logotipos prefabricados “gratuitos” –en baja resolución-. Hay tantas webs de este tipo como marcas despistadas, pero recientemente hemos descubierto una que nos ha llamado verdaderamente la atención, Tailor Brands.

Esta plataforma va un paso más allá e invita al usuario a realizar un pequeño test visual para conocer mejor sus gustos estéticos y tipo de empresa. Algo así como un briefing del todo a cien. Una vez hecho esto, se autogeneran varios logotipos entre los que el usuario puede elegir su favorito y adquirirlo por el módico precio de tres euros.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, y más en un artículo que habla sobre identidad corporativa, os dejamos aquí los resultados de un pequeño experimento que hemos hecho: logotipos alternativos de Sábado Comunicación Digital autogenerados en este tipo de webs.

Sábado, la agencia que se fundó un viernes

Y este, por si no te has hartado ya de verlo –cosa que dudamos, porque es precioso- es nuestro logotipo:

Sábado, la agencia que se fundó un viernes

Creemos que NO HAY COLOR entre unos y otro. ¿La clave? Por cursi que suene, la clave es el factor humano. O más bien, el cerebro humano de un diseñador gráfico. En nuestro caso, el cerebro pertenecía a uno de los grandes de Córdoba, Juan Clemente. Solo bastaron un pequeño briefing, unas indicaciones de lo que buscábamos y un café para que acertara ¡a la primera!

Para muestra de lo bien que caló a las componentes de Sábado, os dejamos el texto de con el que nos presentó nuestro manual de identidad corporativa:

“¿Cómo plasmar gráficamente en un logotipo a tres tipas muy locas y al sábado sin volverse uno mismo loco en el proceso? Pues difícilmente, algunas neuronas han quedado por el camino. El resultado, un logotipo esdrújulo y trisílabo de líneas suaves pero ‘ligeramente alteradas’, desenfado y divertido sin ser ñoño ni cursi. Un logo que transmite sin forzar alegría y ‘buen rollo’, pero que a la vez inspira confianza y seriedad a los clientes. Que, no lo olvidemos, ¡aquí estamos para vender y ganar pasta!”

Por eso, desde Sábado Comunicación Digital te recomendamos -te rogamos- que a la hora de diseñar tu logotipo busques un cerebro creativo, intuitivo y, sobre todo, que sepa entender lo que buscas y necesitas para tu marca.

*En otro capítulo daremos un paso más allá y os hablaremos del branding en el entorno digital, que tenemos carrete para rato.

By | 2017-12-14T00:40:00+00:00 diciembre 14th, 2017|Pensemos, Sábado|